El camuflaje en ventas no se lleva

Hoy, hemos decidido hacer un parón en nuestro viaje en cuanto a Marketing al consider necesario volver al tema de ventas.

En publicaciones pasadas hablábamos de cómo vender sin vender al ver que era el principal problema de nuestros emprendedores: que el cliente no perciba que se le está vendiendo. Nuestro consejo era posicionarte en la mente del consumidor como asesor y no como comercial. Sin embargo, hemos detectado que el problema va más allá. Aún peor que tener “miedo” a la venta por esa percepción errónea que puede tener tu cliente es el no salir a vender. Y otra aún peor, es no atender a la demanda de tu cliente.

En estos tiempos, montar un negocio y quedarte sentado esperando que te lluevan los clientes no es una solución. Es posible que estéis pensando que lo que estoy diciendo es “obvio”, pero creerme, aún pasa.

Salir a vender es lo mejor que puedes hacer por tu negocio y, con esto, no me refiero a la venta fría. Hay muchísimas estrategias que puedes seguir como relaciones públicas, crearte una red de colaboradores con los que hacer sinergias, asistir a charlas, eventos y un sinfín de posibilidades con las que perder ese miedo a vender.

Pero, ¿qué puedo hacer para atraer clientes?

Un claro beneficio de salir a vender es que, además de apoyarte en información que te aporta el mercado, puedes palpar lo que de verdad se cuece fuera. La realidad a la que te enfrentas. ¿Qué preocupa realmente a tu cliente o posible cliente? ¿A qué problemas se enfrenta tu producto o servicio en el mercado? Salir a vender te permite ahondar en causas por las que te resulte más difícil ofrecer tu producto y buscar las soluciones oportunas. Es buscar en todo momento ese feedback con el mercado. Y ese mercado no se encuentra en tu oficina, sino fuera. El camuflaje en ventas no se lleva.

Vender es un diálogo entre 2: el demandante y el oferente. En esa charla te contará lo bueno y lo malo. De esta forma, tendrás la opción de comunicar los beneficios y mejorar lo que no tienes bien atado.  Aspecto que si te quedas sentado en tu oficina, nunca podrás saber. Por tanto, reitero que el camuflaje en ventas no se lleva.

Inicios en las ventas

La primera venta de nuestra vida no es para ninguna empresa en la que trabajamos, sino la nuestra. Nos vendemos para conseguir nuestro primer trabajo. ¿Qué pasa cuando terminas la universidad y tienes que buscar trabajo? Llegó el momento de venderte. Para ello, elaboramos un CV. Después de nuestro primer trabajo lo vamos actualizando, tanto en forma como fondo. Pues bien, lo de todos, lo de siempre.

ca4347eb-4939-4b3e-b94c-c7aac9932cc7

 

La foto que veis es de una persona en LinkedIn buscando trabajo. Esta persona ha decidido darle un giro, venderse de una forma más creativa. Me he metido a su perfil para ver si había realizado algún cursillo de ventas o elaboración de CV. Pero nada, es todo creatividad propia. Por supuesto, me he guardado su contacto para preguntar dentro de unos meses qué tal le fue. No dudo que bien. Con esto voy a que no hace falta tener nociones, ni ser un gurú, basta con aplicar un poco de creatividad y salirnos un poco de lo de siempre.

 

Las ventas en la actualidad

Volviendo a lo que estaba, me resulta sorprendente que, hoy en día, pasemos tanto de lo que nos demandan nuestros clientes. Es decir, pedir presupuestos y que no te contesten, el pedir información en empresas acerca de servicios que necesitas y que no realicen un seguimiento para ver qué te ha parecido y de qué forma pueden ayudarte. Me resulta alarmante el perder posibles ventas porque sí. Ya no apelamos al miedo a vender, sino a la dejadez de muchas empresas en atender intereses de sus clientes y que con un buen servicio podrían convertir en ventas.

Por tanto, no sólo están perdiendo ventas las empresas por no salir a vender, sino por no realizar un seguimiento de lo que sus clientes demandan. Hoy en día, queremos las cosas ya. Un nuevo cliente necesita de más recursos que uno que ya tenemos en cartera. Por eso, mimemos a los que ya tenemos y démosles a los que no lo que necesitan ¡ya! Si no tienes el servicio que te demanda, ahora, en este momento, en esta semana, dale el contacto de un colaborador, pero que no se te escape por no preocuparte por sus necesidades.

Y vosotros, ¿salís a vender? Si es así y tenéis cualquier duda en este aspecto o queréis información acerca de nuestro servicio de elaboración de un plan comercial, no dudéis en contactarnos.

Violeta Juncosa Roldán

Responsable de Marketing, Comunicación y Ventas en Ruta 360

2019-02-28T08:31:07+00:00 febrero 16th, 2018|Ventas|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario